jueves, 2 de febrero de 2012

CONEJOlados

Congelados,congelados están los termómetros, congeladas están las ideas, los pasos, los miedos,las costumbres, congeladas están las lágrimas y los corazones y quizás también nosotros.
Qué frío, pero que gusto, me hace recordar que existe el invierno, que el frío que sentía de pequeña también puede estar aquí, en esta tierra congelada que trae con el viento a 100/h recuerdos y momentos cálidos.


La rutina está congelada, gracias a estas pequeñas alteraciones que por suerte rompe la rutina y las personas no piensan solo en problemas, si no en ilusiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario