martes, 13 de diciembre de 2011

La eternidad con p de pensamiento

La eternidad se nos escapa, es invisible pero la contemplamos, la dejamo ir o simplemente se va.
Dejar la mente en paz, relajarte, desconectar, esconderte detrás de tus pensamientos para dejarlos a ellos ser el protagonista, elevarte a un estado de ánimo en que escribes o piensas pero no sabes el qué, no sabes si está bien o mal, sabes que está, que está allí pero no sirve de nada.
De echo, nada sirve de nada.
Ni los pensamientos que un día llegan a la pecera como el pez rojo que da vueltas y vueltas y nunca llega a un lugar.
Escritos que nunca seran leídos ni valorados, pero están allí, para que un día los recuerdes y pienses que no tenían ningún fin, que escribías por escribir igual que podrias haver saltado por saltar.

Alinia tus chakras en la línia vertical del sentido de tus palabra o en la fila índia de la cordura.
                            

No hay comentarios:

Publicar un comentario