jueves, 29 de septiembre de 2011

El llanto, una forma de relajación.



Descubrió que el llanto la tranquilizaba, que le gustaba irse a dormir llorando, comenzando con una lágrima hasta tener la cara mojada, hasta quedarte sin aire, hasta que te duela la cabeza; es ahí dónde ella llegaba al éxtasis cada noche,su forma de desahogarse.
Se llenaba la cabeza de cosas negativas hasta llegar al polo norte, todo era tan negro que no podía ser peor.
La bipolaridad, la consumía.
Al llegar a sin quedarse sin aire, le daba cierta tranquilidad,ha superado un llanto más y se quedaba tumbada en la cama pensando, y a veces se ponía a pensar en sus risas diarias que la hacían reír a carcajadas.














No hay comentarios:

Publicar un comentario