martes, 7 de junio de 2011

Cuando crees que controlas tus sentimientos vuelves a caer en lo mismo, a intentar llegar a aquella promesa que te hacías cada noche después de llorar, a prometerte nunca mas pensar en esas cosas que te hieren, y en olvidar los malos tragos, a darle poca importancia a los que te ignoran, y aun así tu los valoras más de lo que deberías. Y te das cuenta que las cosas nunca pertenecen, que nunca acaban de ser verdaderas, pero todo tiene su esencia aunque esa esencia nunca haya ido a ningún lugar, no haya tenido ninguna finalidad, no haya llegado a ninguna conclusión porque es tan y tan relativo, que no sabes qué es sueño, que es realidad o que es una simple imagen.

Debería aprender de ti, a ser feliz y cuando no pueda callarme las risas escuchar extremoduro, aunque yo solo lo haga cuando me puede la rabia.

1 comentario:

  1. Esséncia eres tú.
    Haz que tu esséncia sea la felicidad

    ResponderEliminar