lunes, 7 de febrero de 2011

Querida persona considerada como menos que un amor más que un amigo,
Querer es arriesgar, olvidar es no recordar, dudar es inseguridad, llorar es desahogar, reír es felicidad, sonreír es amabilidad, amistad es compartir, soñar es el futuro de un recuerdo …se un bicho raro, la vida es demasiado corta para ser perfecta, y vale cuando tienes el valor para enfrentarla. Las calles tienen más sabor que nunca, sabor a recuerdos. Recuerdos por todas las carreteras, por todas las escaleras, por todos esos sitios que he pasado contigo, y cada vez que paso por ahí pienso en esos buenos ratos, cuando hacía calor, cuando hacia viento, cuando llovía, y esas vueltas a casa que me hacen feliz. Es raro, recuerdos tan alegres y a la misma vez tan tristes, va pasando el tiempo y no te das cuenta de lo rápido que pasa, recuerdos de todos los errores que cometimos y de pocos aprendimos algo, cuando era todo más, perfecto, quizás. Pero la felicidad, es efímera, no dura para siempre.
Esas noches frías, congeladas que me hacen recordarte y echarte de menos.
Quiero aprender a decirte no cuando quiero decirte sí, quiero aprender a decir nunca más cuando solo quiero un para siempre, aprender a tomar la decisión correcta para no dejarme llevar por lo que quiero de verdad, pero es difícil saber qué hacer cuando lo que quieres está cerca ,entre corazón y razón. Nadie nos aseguró que esta vida fuera fácil, nadie nos dijo que seremos felices siempre.. nadie me dijo que acabaría viviendo de recuerdos o pendiente de tu vuelta. Es difícil cuando quiero todo pero me conformaría con la mitad, pero ni eso me corresponde. No eres perfecto ni eres lo peor, pero puedes hacerme llorar o reír en un segundo, y la verdad es que tus falsas palabras siempre me hacen creer en la última esperanza que me queda, una bonita amistad. Créeme echarte de menos no entraba en mis planes, tampoco entraba en mis planes repetir siempre los mismos errores, las mismas acciones que sabía que en un futuro me harían sufrir, nunca aprenderé, abrazos que no me pertenecían pero me los dabas, abrazos para una amiga más Y al final me cansaré de quererte, de tus cambios de humor, de vivir a la sombra siempre. .amores que matan nunca mueren a veces odiamos para evitar amar, a veces rechazamos para evitar sufrir .Estoy cansada de luchar por algo que no existe ,cansada de inventarme esperanzas con tal de hacerme ilusiones, ilusiones falsas y rotas.. No me busques, no me hables, no me mires, simplemente no estés, yo lo único que he hecho ha sido quererte y tú sin darte cuenta jugabas y continúas jugando conmigo.
Creo que ya no sé cómo eres, cambias de un segundo al otro y me niego a aceptarlo, ya no sé quién soy cuando estoy contigo y te espero, yo siempre esperando, y ni siquiera sé lo qué espero de ti, y vienes algunas veces vienes para luego irte, vienes para buscar un abrazo, buscándome entre el silencio que nos alumbraba para tenerme a ratos.
Cuando menos me lo espero llegas sin avisar, y estas a ratos, sabes que siempre me tendrás, porque siempre me tendrás sea la hora que sea, pero querría saber si recuerdas mi sonrisa, yo a la tuya de vez en cuando, pero esa sonrisa solo sonríe cuando vienes alguna noche queriendo ser amigos, recordar viejos tiempos, aprendí que con las lágrimas no puedes hacer que alguien que no te quiere vuelva a quererte, por eso he dejado de llorar y a veces cuando me rindo es cuando vuelves a querer ser menos que un amor pero  más que un amigo, vienes cuando quieres, y yo, solo puedo estar cuando tu vienes. Intenté substituir tu presencia, encontrar tus abrazos en otras manos, encontrar tus besos en otras bocas, tu forma de ser en otros seres, por mucho que te equivoques, por mucho que odie tus malditos abrazos que me dan seguridad, que vengas y te vayas, que me falles y que me hagas sonreír, hagas lo que hagas te seguiré queriendo, cada mañana, cada noche, en cada verdad y en cada mentira, en cada gesto, mensaje, sonrisa, lágrima y en cada mirada. Sé que seguirás produciéndome esos escalofríos, esas mañanas dulces con tan solo una mirada, una sonrisa en un momento, una lágrima en un segundo..lo siento pero eres especial, no entraba en mis planes que lo fueras.
Ojala pudiera decirte todo esto algún día si no fuera porque tú boca,  es la única en el mundo capaz de callar la mía, no te pido que vuelvas, te pido que te vayas, o te quedes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario